Get Flash to see this player.

Contagio de VIH vía madre e hijo está por desaparecer en Nicaragua

Contagio de VIH vía madre e hijo está por desaparecer en Nicaragua
Informe. El VIH es una infección crónica tratable. Especialistas y activistas insisten en la necesidad de combatir la discriminación hacia las personas que tienen el virus.

Diez años atrás, 47 embarazadas con VIH dieron a luz y 45 de estas parieron a niños portadores del virus. El año pasado, la cantidad de embarazas con el virus aumentó a 116, pero solo dos niños nacieron con VIH.

El reporte fue brindado ayer por la vicepresidenta Rosario Murillo, quien destacó que el país se encamina a la erradicación de la transmisión del VIH vía madre-hijo, algo que hasta ahora solamente Cuba ha logrado en el mundo.

La doctora Sumaya Moreira, máster en VIH, atribuye la reducción del contagio a la captación temprana de la madre por parte de las autoridades sanitarias, así como a la detección del virus desde el primer control prenatal y el inicio inmediato del tratamiento antirretroviral.
La doctora explica que para evitar el contagio, al momento del nacimiento del niño, los médicos deciden que en dependencia de la carga viral de la madre, esta dé a luz vía cesárea y también se le da tratamiento profilaxis.

“El niño que nace sin el virus también debe recibir antirretroviral durante dos años para que no adquiera el virus, luego se realiza un examen para descartar la presencia del VIH y ya puede dejar de tomar el tratamiento”, indica la especialista.

TRES CASOS POR DÍA


El año pasado, el Minsa detectó 1,111 nuevos casos de VIH en el país, lo que equivale a tres por día. Desde que se detectó el primer caso en el año 1987, las autoridades sanitarias reportan que en Nicaragua unas 12,151 personas tienen VIH.

Actualmente, quienes más están siendo diagnosticados con VIH son los hombres de entre 20 y 39 años de edad.

Pensar que una persona portadora de VIH va morir inmediatamente es uno de los tabúes que aún persisten en el país, reconoce la especialista Sumaya Moreira.

“Una persona puede vivir hasta 30 años con VIH, es una infección crónica tratable. Pensar que si se tiene VIH te vas a morir inmediatamente, evidencia falta de conocimiento y falta de educación sexual y reproductiva”, afirma la especialista.

El uso del condón es vital para evitar el contagio, insiste Moreira. Además recomienda que “cuando existe una pareja discordante (solo una persona es portadora del virus), quien es positivo debe recibir su tratamiento completo y usar siempre condón durante las relaciones sexuales, pero también la persona que no es portadora del virus debería recibir profilaxis como una estrategia de prevención”.

SE DEBE COMBATIR ESTIGMA


Arelis Cano, directora de la Red de Mujeres con VIH, reconoce los avances de las autoridades sanitarias para reducir la transmisión vertical del virus, pero recomienda destinar mayores esfuerzos para combatir el estigma y la discriminación que sufren las personas que tienen el virus.

“Cuando las mujeres con VIH tienen hijos, estos son duramente discriminados. El estigma y la discriminación que predomina hacia estas personas provoca que muchas veces los demás tengan miedo a realizarse la prueba y cuando se deciden quizás ya desarrollaron sida”, comenta Cano.


Fuente: El Nuevo Diario - http://www.elnuevodiario.com.ni
ImprimirEnviar a un amigo
¿Quienes somos?|Punto "G"|CEDOC|Capacitación|Alcance Geográfico|Contáctos|Noticias|Galeria|Enlaces|Escribanos