Get Flash to see this player.

Problemas de próstata, un tema tabú para los hombres

Problemas de próstata, un tema tabú para los hombres

Hablar entre hombres de próstata es un tema que muchas veces se oculta, o que se aborda con mucho cuidado, porque generalmente a un hombre lo definen por su masculinidad y su fuerza viril


Un día abordé un taxi rumbo a la Clínica, en el trayecto también subió un señor de unos 70 años, y comenzó a hablar de su problema en la próstata, incluso de la dificultad que tenía para realizarse la operación; ante tal tema el conductor del taxi se puso a reír y le señaló que yo viajaba en el auto. Pude notar, por su actitud, la vergüenza que sintió cuando el señor habló sobre ese asunto, pues inmediatamente cambió el tema, y guardó silencio.


Por eso esta vez hablaremos de la Hiperplasia Prostática, que es de lo que se quejan, muchas veces en silencio, los hombres de mediana edad.


¿Qué es la próstata? ¿Por qué es importante la próstata?


La próstata es una glándula pequeña de forma redondeada, que envuelve circularmente a la uretra, está ubicada en el tracto genitourinario del hombre, inmediatamente después de la vejiga. Esta glándula es muy pequeña en los recién nacidos, alcanza su tamaño normal después de la pubertad, pesando alrededor de 20 gramos. Permanece sin alteraciones durante unos 25 ó 30 años. Su función es contribuir a la producción y secreción del líquido seminal.

Las patologías prostáticas son de enorme frecuencia en los ancianos, obviamente varones, éstas provocan muchas molestias que en la mayoría de los casos son curables. Fundamentalmente la patología se reúne en torno a dos enfermedades: el adenoma prostático y el cáncer de próstata.


¿Qué es el adenoma o hiperplasia prostática?


Es la proliferación de la próstata en personas de edad media y avanzada. El adenoma prostático o hiperplasia prostática benigna es un cuadro muy frecuente en los adultos mayores de sexo masculino. Se ha llegado a encontrar hasta un 90% de hiperplasia prostática en las autopsias de hombres mayores de 80 años.


En la actualidad, no se conocen con exactitud los elementos fisiopatológicos que originan el crecimiento de la próstata a partir desde los 45 años de edad en un número sustantivo de pacientes, sin embargo se sabe que la deprivación androgénica completa, en caso de castración prepuberal, inhibe el crecimiento prostático, por lo que habría una relación muy estrecha entre las hormonas masculinas y dicha enfermedad.


¿Qué síntomas provoca el adenoma prostático?


En primer lugar puede provocar uropatía obstructiva, que no es otra cosa que la limitación e incluso obstrucción del flujo urinario, la que puede generar elevación de la presión de almacenamiento de orina en la vejiga y por lo tanto provocar un aumento de la presión necesaria para iniciar la micción, trae la alteración consecuente de los músculos vesicales y, eventualmente causa retención urinaria. Además, puede producir daño en los tractos superiores del aparato urinario, infecciones, litiasis, etc. En segundo lugar puede aparecer sintomatología obstructiva y/o irritativa. La uropatía obstructiva puede generar sintomatología que incluye el aumento de la frecuencia de micciones cuyas cantidades de orina sean más pequeñas, también puede producir mayor necesidad de micciones nocturnas, dificultad en iniciar la micción, dolor al orinar, goteo tras la micción, etc.


¿Cómo se diagnostica el adenoma de próstata?


Muchas veces el afectado deja pasar bastante tiempo, ya que el proceso es de instalación lenta y gradual, que lo suele hacer menos llamativo. Incluso en algunos casos el diagnóstico se realiza tras haberse presentado una retención aguda de orina.


Es muy útil el análisis del tamaño y consistencia prostática por medio del tacto rectal. Por otro lado, la ausencia de un adenoma significativo no descarta al adenoma de próstata como causa de la obstrucción, pues a veces el crecimiento es concéntrico, tendiendo a comprimir la uretra sin un crecimiento significativamente palpable de la glándula.


En las pruebas de laboratorio, se buscan evidencias de insuficiencia renal, en la bioquímica sanguínea, evidencias de infección urinaria en el análisis de orina y evidencias de neoplasia prostática en el antígeno prostático específico.


¿Existen medicamentos que reviertan el crecimiento prostático?


Hasta ahora el tratamiento medicamentoso debe ser cuidadosamente comparado con el tratamiento quirúrgico para observar su verdadero valor, ya que los fármacos químicos actúan a dos niveles. El primero bloquea una enzima inhibiendo la presencia de andrógenos activos en la próstata; vale decir que es de tipo hormonal. El segundo intenta relajar el componente muscular prostático, hasta obtener una mejoría en la obstrucción del tracto de salida, utilizando bloqueadores adrenérgicos.


En la Clínica Monte Tabor estamos tratando estos problemas con terapia neural, la cual consiste en inyecciones a base de anestésicos, como la procainica, que causan efectos benéficos en el paciente. Aunque cada valoración es individual, podemos confiar en esta técnica, que es otra forma de terapias, para beneficiar al paciente. Con ella abrimos más el abanico de tratamientos que pueden evitar una cirugía de próstata.

ImprimirEnviar a un amigo
¿Quienes somos?|Punto "G"|CEDOC|Capacitación|Alcance Geográfico|Contáctos|Noticias|Galeria|Enlaces|Escribanos